Bienal Flamenco

Qué ver en la Bienal de Flamenco 2014

La web de Alejandro Medina
Source: microytecla.com MICRO y TECLA

Si sobrevivimos al verano sevillano, a partir del 12 de septiembre, y durante casi un mes, podremos disfrutar de la programación de la 18 edición de la Bienal de Flamenco. Como su predecesores, el director Cristóbal Ortega ha programado un poquito de todo. Así que los enfermos de lo jondo le profesamos una mezcla de gratitud y manía, porque ante jornadas con tres y cuatro espectáculos, nos preguntamos angustiados qué ver y dónde nos gastamos los jurdeles, que no sobran.

En este post  aporto mi subjetivo granito de arena compartiendo mi Top 10 + 5 imprescindibles (*). Tienen toda la información sobre fechas, precios y demás en la web oficial www.labienal.com

(*) VORS, Jerez al cante: Espectáculo que lleva a las tablas el excelente disco del mismo nombre. VORS reúne a los maestros jerezanos que abanderan el cante tradicional de la patria de la bulería, la soleá pá escuchar y las siguiriyas cortas. Tonelaje gitano con Manuel Moneo, Agujetas, el Zambo, Fernando de la Morena… que aliviarán el dolor por la ausencia de El Torta.

El Niño: Cambio total de estética. De la rancia estirpe jerezana nos pasamos a la claridad del cante de Rocío Márquez, una de las artistas más en boga. Con este disco homenaje, la cantaora onubense reivindica la figura de Pepe Marchena, que ella está contribuyendo a colocar en el repertorio de los jóvenes cantaores. Ninguna voz está tan capacitada para dibujar las delicias marcheneras como Rocío. Buena manera de hincarle el diente a la Bienal para los poco habituales del flamenco.

En Estado Puro: En la campiña lebrijana hunden su profunda raíz dos negros brotes gitanos: Inés Bacán y Miguel Funi. En el claustro de Santa Clara brotarán cantes centenarios de PERFUME cada vez más exótico.

El Sentido del Cambio: es el recital en el que Dani de Morón explica su “Cambio de Sentido”, el primer disco de este joven moronense que ha vuelto locos a todos los guitarristas. Para los amantes de la vanguardia , un recital que trasciende el flamenco sin salirse de él.

De Jerez el toque: en la madera de su guitarra, Manuel Valencia hace un excelente maridaje entre la madre del toque jerezano y las brillantes y especiadas notas del toque moderno. Para paladares exquisitos.

Fiesta en Lebrija: apellidos Vargas y Peña por doquier. Seguro que se monta un buen pitote en el rincón arrabalero de la Bienal, el Hotel Triana. Para acabar tarde.

(*) Baile de la Frontera: De nuevo en el espacio abierto del HOTELTriana se producirá una búsqueda de la espontaneidad que no puede enclaustrarse en la solemnidad de los teatros. Aires de festival en este espectáculo coral que cita a la savia nueva de Morón (imprescindible ese Pepe Torres en su mejor momento), a la que ponen el fondo de cal veteranos como Antonio Ruiz el Carpintero. Una de las pocas ocasiones para ver a Jairo Barrull por estos lares.

Cantaores: Primer mano a mano entre los dos cantaores que sumaron más festivales el año pasado: Jesús Méndez y Antonio Reyes. Dos estéticas distitnas (Jerez y Cádiz) con el nexo de la tradición. Hagan sus apuestas.

De la Mina a Nou Barris: flamenco barcelonés con Duquende, Chicuelo y Montse Cortés. Artistas consagrados que vienen a Sevilla a medirse en la gran cita de la tierra del flamenco.

(*) Peleando y punto: La pasada Bienal sirvió para que el Pele resurgiese de las cenizas y se convirtiera en el maestro más sensible que nos queda. El canto de cisne de un cantaor único, volátil y enduendado.

Latidos del Agua: La bailaora granadina Patricia Guerrero lleva años triunfando como solista en el Ballet Andaluz. Tras conseguir el premio a la artista reveleción de la última Bienal, viene ahora en solitario. Plena de facultades técnicas, Guerrero está llamada a ocupar los primeros escalafones del baile femenino.

Mano a Mano: ¡Cuidado, alto voltaje! Las voces desgarradas y desgarradoras de Pedro el Granaíno y Miguel Lavi se enfrentan en este duelo que mide su viril y descarnada interpretación del cante tradicional. Para los amantes de las voces afillás.

(*) Toda una vida: El encuentro ineludible con los maestros, algunos más vitales que el más joven de los flamencos. Curro de Utrera, Rancapino, la Cañeta, el Carrete… el flamenco natural en sus útlimos intérpretes.

Voces de bronce: o de atrás alante, también podría llamarse este triple recital que reúne a tres artistas muy distintos, todos ellos célebres cantaores para el baile. Juan José Amador, Guadiana y Enrique el Extremeño nos brindan su maestría a su libre albedrío.

Arcángel: el onubense está en la cima de su carrera. En sus siempre medidos recitales expone las señas de una madurez que lo colocan como referente para la siguiente generación.

La diferencia: Pastora Galván es la bailaora de Sevilla. En su arte se conjugan las intenciones vanguardistas de su hermano y la inclasificable estética trianera. Ver su nombre en un cartel asegura una cita con la diversión.

(*) El cante se escribe con L: gala clausura que homenajeará al maestro Juan Peña el Lebrijano. Quienes hayan disfrutado de sus cincuenta años de cante tienen que estar ahí.

See on Scoop.itFLAMENCO

Advertisements
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.