Origen del gitano

gypsyvillage_1

El idioma de los gitanos

Una de las teorías sobre el origen de los gitanos en el norte de la India alrededor del año 1000, y su posterior éxodo, es la idiomática.

El romaní es el conjunto de variedades lingüísticas propias del pueblo gitano (rom), surgido de los dialectos pácritos (claramente relacionados con el sánscrito clásico) hablados entre el año 500 a.C y 1000 d.C. en la India y Pakistán.

Hasta esa fecha las lenguas indoarias tenían tres géneros: masculino, femenino y neutro, como tuvo el romaní.

Manuel Cáliz Córdoba, en El enigma de la raza gitana, comenta que los habitantes de la zona del Punjab se denominaban rajatanos, “que, como puede observarse, es muy cercana a gitanos”. Cáliz basa su argumentación en coincidencias, además de lingüísticas, fisonómicas: «estatura media, rostro alargado, pómulos salientes, labios gruesos, nariz delgada, cabello negro y lacio, ojos negros y vivos, tez morena y bronceada y tórax estrecho». También hace mención a la semejanza organizativa en “tribus y castas”, entendiendo la familia como la unidad básica de supervivencia. (Françesc Botey dirá que “la patria del gitano es la propia sangre”, y Félix Grande explica que “la familia es la patria que le queda a los miserables”, conocido flamencólogo)

A este respecto, Juan de Dios Ramírez Heredia, primer Diputado de raza gitana de la historia española, de 1977 a 1986, escribe entre sus numerosos alegatos a la defensa de su pueblo: «obsérvese el siguiente hecho original que se da entre los gitanos de todo el mundo. Tan convencidos estamos de los lazos de unión familiar que nos unen a todos los componentes de la raza, que tratándose de individuos de edad parecida nos llamamos entre sí ‘primos’, y, si somos de edades muy diferentes, el más joven llamará ‘tío’ o ‘tía’ al mayor, y éste le dirá ‘sobrino’ o ‘sobrina’ al menor. Y normalmente, para llamarnos la atención unos a otros, no acostumbramos a usar las expresiones vulgares ‘oye tú’ o ‘fulano, atiende’, sino que nos interpelamos mutuamente llamándonos ‘pariente’».

El romaní, como vemos,  parte de la lengua indoeuropea, pero se enriquece con palabras prestadas de las lenguas que se hablaban en los países por los que los gitanos fueron pasando: del persa, del kurdo, del armenio y del griego…

Johann Christian Christoph Rudiger lo confirma y, en 1782, puso de manifiesto la similitud del romaní con el hindustaní y otras lenguas indoarias del norte de la India y Pakistán. Posteriormente estudios genéticos han demostrado que las poblaciones gitanas poseen frecuencias en ciertos tipos de cromosoma Y y en el ADN mitocondrial que sólo se dan en la India al igual que ciertas enfermedades genéticas muy características de esa localización geográfica. Se ha llegado a la conclusión de que ambas poblaciones se separaron hace unas cuarenta generaciones.

Hoy en día el romaní es hablado en Europa, oeste de Asia, norte de África y América. El caló, también conocido como zincaló o romaní ibérico, se usa en España, Francia, Portugal y Brasil (una población total estimada entre 65.000 y 170.000 personas). Posee una marcada influencia de las lenguas romances con las que convive; fundamentalmente del castellano y, en mucha menor medida, del euskera (que no es romance). Tiene varios dialectos: caló español, caló catalán, caló occitano (extinto), caló vasco o erromintxela, caló portugués, caló angoleño y caló brasileño.origen_gitanos

El primer documento conocido en caló es un manuscrito del siglo XVIII titulado Jerigonza. Fue hallado en la Biblioteca Nacional de Madrid y publicado por el filólogo inglés John Hill en 1921. Recientemente ha sido revisado por el catedrático Ignasi Xavier Adiego, de la Universidad de Barcelona. Marcelo Romero Yantorno, en Del romanó al caló: seis siglos de lengua gitana en España, comenta: «La fonología de este Caló temprano ya muestra influencia del dialecto andaluz, y es evidente que la lengua descrita aquí ya es Caló y no Romaní porque por caso los verbos aparecen con la terminación española de infinitivo, tal como hoy en día».

Por su parte, el vocabulario oficial u oficioso, español (y latinoamericano), también ha incorporado palabras del caló. Los ejemplos más conocidos (sobre todo en ciertos círculos) son: bajañí (‘guitarra’), biruji (‘frío’), boliche (‘casino’, ‘bar’), bulo (‘embuste’), camelar (‘querer’, ‘seducir’), chaval (de chavalé, vocativo de chavó, ‘chico’, originalmente ‘hijo’), chingar (‘fornicar’), chola (‘cabeza’), chungo (‘difícil’), churumbel o chaborrí (‘niño’, ‘bebé’, ‘hijo’), chusma (‘muchedumbre’), coba (‘persuadir’), curda (‘borrachera’), currar (‘trabajar’), duquelas (‘preocupaciones’, ‘fatigas’), espichar (‘fallecer’), fetén (‘excelente’), gachí (‘mujer’), gachó (de gadjó, ‘hombre’), gili (‘tonto’), jalar (‘comer’), jeta (‘hocico’, ‘cara’), jiñar (‘defecar’), lache (‘vergüenza’), longui (cándido’), mangar (‘robar’), menda (‘yo’), molar (‘gustar’), ojana (’hipocresía’), oropéndola (‘ilusión’), parné (‘dinero’), pinrel (de pinré, ‘pie’), pirarse (de pira, ‘fuga’, ‘huida’), postín (‘lustre’), paripé (‘fingimiento’), piltra (‘cama’), pitingo (‘presumido’), sandunga (‘gracia’), tasca (‘taberna’).

También he encontrado un nombre propio: Tamara, que es el nombre la virgen María.

* La comunidad romaní de Serbia celebra, en mayo de 2011, la edición del Evangelio según San Marcos en su lengua.

Lunes, 04 de Agosto de 2014 10:41 volandovengo #. Gitanos

Source: volandovengo.blogia.com

See on Scoop.itFLAMENCO

 

__________________________________

El éxodo de los gitanos europeos empezó hace 1.500 años en la India

Un estudio basado en el ADN constata el origen indio del pueblo gitano, tal y como sugerían estudios lingüísticos anteriores

EFE   06-12-2012 – 20:50 CET

A pesar de la diversidad lingüística, cultural y religiosa, los gitanos comparten un pasado común. Según las conclusiones de un estudio en el que participa, entre otros, David Comas, del Instituto de Biología Evolutiva y de la Universidad Pompeu Fabra en Barcelona, “todo empezó en el noreste de la India hace aproximadamente 1.500 años”.

El éxodo de los gitanos europeos empezó hace 1.500 años en la India

Imagen de archivo (sin fecha) de una familia húngara acampada en los alrededores de la capital de España- (EFE)

Los gitanos representan la minoría más numerosa de Europa, con alrededor de once millones de personas, similar al tamaño de países europeos como Grecia, Portugal y Bélgica, según los investigadores.

“Estamos interesados en explorar la historia poblacional de los gitanos europeos porque constituyen una fracción importante de la población europea”, ha apuntado Comas, quien ha dicho que “la situación de marginación en la que se encuentran en muchos países también afecta a su visibilidad en los estudios científicos”.

Los gitanos no tienen documentos históricos que testifiquen su origen y dispersión. Para completar su historia, Comas junto a Manfred Kayser del Erasmus University de Rotterdam en Holanda y otros colegas europeos, han generado datos genómicos de 13 grupos de gitanos en diferentes puntos en Europa, y han confirmado el origen indio de los gitanos.

Las evidencias genómicas apuntan a un origen en el noreste de la India hace unos 1.500 años”, han asegurado los autores del estudio. Los investigadores han detallado que a pesar de que las influencias del Oriente Medio y Cáucaso son conocidas en el idioma romaní, “se encuentran pocas evidencias que apunten a un origen común con los actuales habitantes de esta región del mundo”.

Tras su llegada a Europa, según este estudio, los gitanos se establecieron en diferentes áreas geográficas en una oleada migratoria iniciada desde la región de los Balcanes hace 900 años. “Desde un punto de vista genómico, los gitanos comparten un origen común y una historia compartida con dos elementos principales: unas raíces en el noroeste de la India y la mezcla genética con Europeos no-gitanos en diferentes magnitudes durante la salida de India y la migración dentro de Europa”, ha afirmado Kayser.

Este estudio, señala Kayser, “ilustra claramente que la comprensión del legado genético de los gitanos es necesaria para completar la caracterización genética de los europeos, con implicaciones para diversas áreas como la evolución humana y las ciencias de la salud”. fuente: cadenaser

Migration_des_Roms

______________________

EditorialP36. 17/09/2010.
La decisión del gobierno francés de ordenar la  deportación masiva de comunidades gitanas de origen rumano nos devuelve a uno de los lugares  más siniestros de la  de la memoria europea. El hecho de que se hay tomado a la comunidad gitana como víctima propiciatoria no es tan poco un suceso  novedoso.

Los gitanos, desde las pragmáticas de los Reyes Católicos, hasta  los campos de concentración nazi o la Guardia Civil española: ha sido perseguidos y machados como un ejercicio práctico de pedagogía del terror político ( racista o de clase) destinados a amedrentar y disciplinar  a otras minorías mucho más  extensas y poderosas.

Las deportaciones colectivas de gitanos,  ordenadas  por  ese “napoleón de ópera bufa” que es Sarkozy, no son sino un “ensayo general”, con público y crítica ; de operaciones de mayor calado  que tienen a las poblaciones africanas e islámicas  (magrebíes, subsaharianos) en el punto de mira. Hoy los gitanos  rumanos, mañana los subsaharianos de Malí y dentro de un futuro no muy lejano todo aquel que no encaje en el modelo étnico occidental y cristiano.
Desde antes de su llegada a la presidencia  de la república francesa Sarkozy ha encabezado un giro ideológico en ruptura  con la tradición laica y republicana de la  derecha  francesa. Esta nueva derecha, liderada por Sarkozy, es más heredera de Petain que de De Gaulle y está  más próxima a Vichy que a Londres.  El acercamiento a la iglesia y el cuestionamiento del laicismo republicano, o la apertura de un seudodebate sobre la identidad nacional francesa en clave etnicista, son dos gestos  exponentes de esta nueva dirección. En España el zorro de Rajoy y el memo de Zapatero coinciden en  apoyar la deriva racista francesa.

Vivimos ya, aunque todavía  no lo sepamos, en una era biopolítica,  donde la vida se ha convertido en la  principal categoría política y social: en esta era la derecha resucitará  el racismo sin el cual no puede  justificar  la imposibilidad ecológica  de universalización del modelo de vida y consumo occidental.. La exclusión de la mayoría de la humanidad del festín del consumo   occidental es  la condición para que la ilusión  del crecimiento  infinito  tenga algún recorrido histórico..Para ese viaje las alforjas de los derechos humanos y del liberalismo cosmopolitita  no sirven, sólo nuevas formas de racismo  le pueden otorgar un asiento ideológico estable  y sólido.
Nosotras y nosotros como andaluces tenemos  una implicación especial en este  asunto. Ya dijo Lorca que el gitano era una de las formas más excelsas  y elegantes de ser andaluz.. Cuando se persigue a un gitano  se persigue a Andalucía.

A los gitanos se les masacró en nuestra tierra como advertencia a la memoria andalusi (de la cual ellos y ellas  son en  gran medida albaceas  y herederos). Gentes sin  certificado de pureza de sangre sabían lo que les  ocurriría viendo lo que les ocurría a los gitanos. Los pobres, los trabajadores también fueron advertidos con los golpes en las espaldas de los calorrros. Desde hace mucho siempre que algo terrible ha ocurrido  en Europa ha comenzado  con una persecución de gitanos. El gobierno y el parlamento andaluz, las instituciones y organizaciones, las gentes de bien de nuestra  tierra , no podemos, no debemos  abandonar a su suerte a los gitanos .

Desde Serba La Bari hasta el albaicín, desde los puertos a Almería o Jaén  una voz debe decir alto y claro: yo también soy gitano.

gitanos

Advertisements
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.