Grandes figuras

Es una obligación recordar a las grandes figuras del flamenco que fueron imprescindibles eslabones para que el arte flamenco brille, hoy día, con todo su esplendor. Uno de ellos es el guitarrista Manolo de Huelva, cuyo legado se antoja primordial para comprender la evolución de la guitarra flamenca.

Manuel Gómez Vélez, que así respondía el artista, nació en la localidad onubense de Río Tinto en 1892 (hace 130 años) y falleció en Sevilla en 1976. Fue considerado un prodigio de flamenquería y justeza a la hora de acompañar, de ahí que fue reclamado por los más grandes de su época, entre ellos Manuel Torre. También se prodigó en la guitarra de concierto. Junto a toques flamencos fetén, tenía un buen conocimiento del repertorio de los clásicos. No obstante, apenas se tienen registros de esta faceta por cierto reparo a compartir sus toques para que no fueran copiados.

Para conocer mejor su figura entrevistamos al compañero Miguel Ángel Fernández Borrego, quien hace unos días publicó un interesante artículo sobre el guitarrista en el periódico Huelva Información. Unas palabras que aderezo con algunos fragmentos de los toques de Manolo de Huelva a Aurelio Sellés, Manolo Centeno o Luisa La Pompi, amén de un pasaje de toque solista (recogidos de la antología Manolo de Huelva… acompaña, procedente del archivo Zayas de Sevilla) y el homenaje que Enrique Morente le tributó en su disco El pequeño reloj (Virgin Emi, 2003), donde el granaíno canta sobre su toque original remasterizado para la ocasión.

Huelva y el flamenco en general estarán siempre en permanente deuda con Manolo de Huelva. El acto de recordarlo es hacer justicia a uno de los más grandes guitarristas flamencos de toda la historia.

Fuente / Ref. https://www.expoflamenco.com/podcast/a-manolo-de-huelva-palo-santo-de-onuba/

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.