Macarena

2F651F6D-5EAD-4567-93C5-6611D754E8FD

Macarena Ramírez (Cádiz)

Née à Cadix, Macarena Ramírez a commencé à danser dès l’âge de 4 ans et son talent fut récompensé très tôt dans plusieurs concours locaux. À l’âge de 6 ans, elle est invitée danser avec María del Mar Moreno au Centre de Flamenco Andalou de Jerez de la Frontera.

Un an plus tard, elle reçois le Prix Révélation d’Andalousie ; elle remporte le concours de télévision pour jeunes talents et participe au programme Canal Sur Televisión.

En 2004, elle se produit aux Fêtes d’Automne de Jerez avec le maître du piano, José Zarzana. Elle enregistre ensuite, le disque Flamenco à Jerez, avec le cantaor José Antonio Zarzuela.

En 2006, avec seulement 12 ans, elle est choisie pour jouer le rôle de Lola Flores adolescente dans la production ‘Lola, le film‘. Cette même année, elle entre dans la troupe d’Antonio El Pipa, avec laquelle elle danse sur les scènes des meilleurs théâtres de Los Angeles, France, Portugal, Ukraine, Mexique…,

D’autres moments clés de sa carrière artistique: la participation aux Festivals de Jerez, de la Unión et à la Biennale de Séville ; son intervention comme bailaora soliste dans le spectacle ‘Puertas Adentro’ d’Antonio El Pipa ; ainsi que ses interprétations en solo partageant l’affiche avec José Mercé et Capullo de Jerez.

En 2011, elle a participe au film ‘Verde que te quiero verde’ avec la bailaora Cristina Hoyos ; elle remporte le concours Jóvenes Flamencos de Desencaja (Cadix), et le deuxième prix à la finale d’Andalousie ; elle sera la bailaora principale au Festival de Jerez dans l’oeuvre ‘Danzacalí’.

Son premier spectacle, ‘De Niña a Mujer’ est présenté au Teatro Moderno de Chiclana de la Frontera.

Elle fait partie de la troupe de Sara Baras avec l’oeuvre ‘La Pepa’ et en 2012, elle a été invitée à la Biennale de Séville et elle sera nominée au Prix Révélation du Festival de Jerez pour son interprétation comme bailaora soliste dirigée par Javier La Torre. L’année suivante, Macarena a présenté son spectacle Recuerdos au Festival de Jerez et commence une tournée en Allemagne, aux Pays-Bas, en République Tchèque et en France.

Elle a été formée par des grands maîtres comme Rubén Olmo, Ana María Bueno, Rocío Coral, Eva la Yerbabuena, Fuensanta La Moneta, Rocío Molina, Fernando Romero, Rafael Campayo, Currillo, Alicia Márquez, Isabel Bayón, Alfonso Losa et Carmen La Talegona. Elle a travaillé dans les troupes de Daniel Doña, de Teresa Nieto et de Sara Baras, et elle a partagé l’affiche avec de grands artistes comme Mariana Cornejo, Carmen de la Jara, Rancapino, Antonio Reyes, Paloma Fantova, Andrés Peña, Pilar Ogalla ou Javier Latorre. Sa trajectoire internationale l’a conduite en Belgique, aux Pays-Bas, en Allemagne, au Mexique, en Suisse, en France et en République Tchèque, où elle a dansé avec sa propre troupe et a été réclamée pour donner des cours magistraux. Actuellement, elle concilie ses spectacles avec la troupe de María Pagés et ses galas en solo.

Advertisements
Posted in Uncategorized

Idilio del Norte

C594963A-ED6F-4D2A-86AD-840AD5F51C52

El festival Flamenco On Fire, del 20 al 25 de agosto en Pamplona

El flamenco sella su idilio con el norte en una sexta edición de Flamenco On Fire. Dedicado a la transmisión oral como principal medio de aprendizaje de este arte, tendrá entre sus principales artistas invitados a Sara Baras y, por encima de todo, al grupo musical gitano que se hizo mundialmente famoso con su ‘Vente pa’ Madrid, Joseli’. Este agosto el destino del cante y baile es una vez más en Pamplona.

La transmisión oral es el principal medio de aprendizaje del flamenco. Un arte milenario que ha pasado inalterable de padres a hijos, de maestros a alumnos y, en fin, de generación en generación. La sabiduría de los mayores y los maestros es puesta al servicio de los más jóvenes aprendices que son herederos de la magia y el duende.

Por este motivo, ‘Generaciones, mitos y promesas’ es la temática que da nombre a esta nueva edición de Flamenco On Fire, la sexta, que se desarrollará entre los días 20 y 25 de agosto.  La cita supondrá la culminación del idilio que este festival ha alcanzado con el norte y, en especial, con Pamplona, cuna del simpar maestro Sabicas, y a la que ha puesto en el mapa de las grandes citas culturales estivales que se producen en Europa.

Es por este motivo por el que la programación de este año es una de las más ambiciosas y variadas de las realizadas hasta el momento. Todo ello, tal y como explican sus promotores y organizadores, con el objetivo de situar a Pamplona como la principal sede del flamenco en el norte de España mediante diversas propuestas que sitúen a sus calles y escenarios como el punto de encuentro ideal entre grandes artistas, expertos del género y una afición cada vez más numerosa y entendida.

De esta forma, con una exquisita y cuidada oferta de contenidos, Flamenco On Fire 2019 ofrecerá junto al grueso de espectáculos acogidos en el Auditorio Principal de Baluarte, los ya míticos recitales de cante, baile y toque del ‘Ciclo Nocturno’ del Hotel Tres Reyes. Por su parte, entre los invitados, tomarán especial protagonismo como cabeza de cartel artistas tan consagrados como Sara Baras, Ketama, José Mercé con Tomatito, Jorge Drexler con Rocío Márquez, Rocío Molina e Israel Galván.

Mientras que todos estos ‘grandes nombres’ estarán en Baluarte, Rancapino Chico, Carlos de Jacoba con David de Jacoba, Juan de Juan, El Farru, María Terremoto y Paloma Fantova formarán parte del Ciclo Nocturno del Hotel Tres Reyes. Asimismo, el programa incluye como principal novedad este año un ciclo de conciertos gratuitos que se realizarán en ‘El Bosquecillo’, en Civivox Condestable y en Civican de Fundación Caja Navarra. Unos espectáculos que cederán el paso y el espacio tanto a jóvenes promesas como a grandes maestros del flamenco para recordar esa transmisión oral que antes hemos mencionado y que ha supuesto un poderoso vínculo de unión entre generaciones, sagas y familias en este arte.

Además, a través de esta temática, Flamenco On Fire, que este año vuelve a vestirse con una nueva imagen inspirada y diseñada por el artista y creativo multidisciplinar Mikel Urmeneta, proyecta desarrollar una ciclo transversal para que alcance al resto de las actividades programadas como, por ejemplo, su amplia propuesta cultural gratuita y al aire libre formada por el ‘Flamenco en los Balcones‘ que se completará con la, también tradicional, ‘Jam Flamenca’. También se realizarán actividades didácticas e integradoras como las ‘VI Jornadas sobre Arte Flamenco de Pamplona’ y, como todos los años, los mejores restauradores y hosteleros de la ciudad pondrán al alcance de todas y todos una exquisita selección gastronómica con la ruta ‘El Pincho de Sabicas’.

El programa completo de todas estas iniciativas será anunciado próximamente. No obstante, para todas aquellas personas que no puedan esperar, tienen que saber que las entradas ya están a la venta y toda la información sobre los canales de venta, así como el resto de contenidos, se puede consultar en su web www.flamencoonfire.org. Como en la edidión anterior, VanityCapital es media partner del festival.

Fuente : https://navarracapital.es/el-festival-de-ketama-on-fire/

3FD3E628-3257-4EFD-8605-03BCC9EA985C

28259192-03EC-4649-B8C0-D1E24A87693B

(…) El festival Flamenco On Fire verá su sexta edición del 20 y al 25 de agosto, en una semana en la que Pamplona volverá a llenarse de música, baile ygastronomía, y donde aquellos con duende podrán mostrar este arte que tienen. Buen ambiente y mucho entretenimiento llenan el programa de este año en el que destacan cada vez más las actividades de calle abiertas a todo el público.
Prepararse para aprovechar al máximo este evento puede ser un trabajo arduo y el apresurarse para intentar llegar a todo sin una buena organización lleva a que no se pueda disfrutar al máximo de la amplia y variada oferta que aparece en el programa de esta nueva edición. Y para aprovecharlo al máximo, presentamos como sería una jornada completa dedicada al festival más gitano de Pamplona. Por suerte, la ciudad no es muy grande y los espectáculos y actividades son cercanos, por lo que afortunadamente dará tiempo a acudir a todo. 
Tras calzarte los zapatos de bailar, o los más cómodos que tengas, la primera dirección a la que hay que ir es al Casco Viejo. Ahí, el la calle Mañueta, desde el balcón de la casa donde vivió el Maestro Sabicas, figura que sigue inspirando hoy a todos los amantes del flamenco, a las 12 del mediodía se podrá disfrutar del primer cante en los balcones. Rodeado de quienes adoran esta música, este baile, este estilo de vida que llena de alegría la sangre y hace zapatear las calles y tablaos. El recorrido de los balcones, cual procesión, continúa a las 12.45 horas en la famosa Plaza del Ayuntamiento, centro de la actividad pamplonesa, y terminan a las 13.30 horas bajo la terraza del Hotel La Perla.
Hacemos un pequeño descanso para recuperar fuerzas en algunos de los bares que forman parte de la ruta del Pincho de Sabicas en la que se proponen diversas y deliciosas tapas inspiradas en el sabor y la presentación más flamenca. Con las pilas recargadas y el estomago satisfecho, nos acercamos a disfrutar de una de las actividades musicales más interactivas. A las 14.30 horas, bajo la sombra de los árboles en El Bosquecillo comienza la Jam Flamenca en la que los artistas improvisan con el público, unida a conciertos y DJs flamencos que terminarán con la última actuación que comienza a las 20.15 horas.
María José Llergo es una de las artistas revelación. María José Llergo es una de las artistas revelación.
Quien quiera aprovechar más actividades, puede acudir al inicio de la Jam y a las cinco de la tarde asistir a algunas de las jornadas. Siempre hay tiempo para aprender un poco más y por eso presentan conferencias y mesas redondas en el Baluarte que tratarán temas tan interesantes como ‘El léxico caló y romaní en el flamenco’ o las diversas ‘Generaciones del flamenco’. Y es que las generaciones marcan el tema de este año por lo que otra de las actividades se inspira en ellas y bajo el título de ‘Generaciones, mitos y promesas’ tendrán lugar conciertos gratuitos que darán paso tanto a grandes maestros como a jóvenes promesas. Estos tendrán lugar en el Civican, el Palacio del Condestable o El Bosquecillo.
Tras tanto caminar y pasear podemos volver a disfrutar de algún pincho en los bares a los que no hayamos acudido antes de entrar a deleitar nuestros sentidos con el cante y baile flamenco en los espectáculos de noche. la primera parada tendrá lugar en el Baluarte con los ‘Grandes Conciertos’ a las 21 horas. Y, para las aves más nocturnas, terminamos el largo y prolífico día con una exquisita cena y un espectáculo en el Hotel Tres Reyes.
Tras tanta marcha y baile, lo más normal es que te sientas listo para saltar tú mismo al tablao y mostrar tu duende. Si aún estás más días en Pamplona, podrás mostrarlo y volver a disfrutar de la experiencia. Por ahora, puedes descansar en casa y comentar el día con la familia y amigos.
Fuente: Navarra Capital del 29.06.19
 
Posted in Uncategorized

Manuela

Flamencos reunidos en torno al Compás

La bailaora Manuela Carrasco recibe el premio de la Fundación Cruzcampo en una gala celebrada en Sevilla
Fermin Lobaton – Sevilla, 30/05/19

img_9747

Rancapino Chico y Manuela Carrasco en la gala de los premios Compás. ROMÁN RÍOS

Al premio Compás del cante se le conoce, no sin razón, como el “Nobel del flamenco”. Ciertamente, este galardón, que viene a reconocer toda una trayectoria en este arte, goza de indudable prestigio y gran aprecio entre los artistas flamencos. Tanto, que no es infrecuente que, cuando lo reciben, tiendan a quejarse de que, a lo mejor, ha tardado en llegar más de lo que hubiesen deseado. “Más vale tarde que nunca”, exclamó sin complejos la bailaora sevillana Manuela Carrasco tras recibir el galardón de la XXXII edición en una gala que tuvo lugar ayer miércoles en Sevilla.

Carrasco compartió protagonismo con el cantaor de Chiclana Alonso Núñez, Rancapino Chico, que recibió el II Nuevo Compás, un premio creado en la pasada edición para reconocer el talento de las nuevas figuras del flamenco e impulsar su carrera. Él fue el primero en poner arte en una gala que fue conducida por Teo Sánchez y Juan Luis Cano y en la que se alternaron los parlamentos, la entrega de premios y las actuaciones. El cantaor, acompañado por la guitarra de Antonio Higuero, abordó la soleá de Charamusco con mucho temple, y lleno su extraña musicalidad de la fuerza expresiva que le caracteriza. También presentó a su sobrina, Esmeralda Rancapino, que muestra credenciales suficientes para que la saga familiar siga viva.

El ganador del anterior Compás del Cante, el guitarrista Rafael Riqueni, tuvo una intervención breve, pero tocada con el ángel de su privilegiada inspiración. Interpretó solamente unas sevillanas de su autoría en las que estaban presentes tradición y modernidad. Por último, la joven bailaora del Sacromonte , Alba Heredia, heredera de la dinastía de los Maya granadinos, tuvo la responsabilidad de homenajear a la galardonada con su baile. Hubo muchas formas, giros y remates que la pudieron recordar dentro de una soleá en la que mostró una llamativa fuerza en los pies. El fin de fiesta tuvo el colofón de reunir a los dos galardonados en un mismo cante. El que interpretó Rancapino Chico para el baile de una Manuel Carrasco descalza.

Por primera vez, el acto fue retransmitido en streaming, y también fue novedad que esta vez se abriera al público, que, junto con los numerosos invitados, llenó el Auditorio Box Cartuja. La recaudación obtenida ha sido íntegramente destinada a la Fundación Alalá, que trabaja en la integración a través de la cultura en barrios desfavorecidos de Sevilla, y con quien colabora la Fundación Cruzcampo, que otorga estas distinciones.

Fuente: https://elpais.com/cultura/2019/05/30/actualidad/1559224947_313282.html

 

Posted in Uncategorized

Rosalía en NY

F942E79A-1180-4B7B-8118-EB425325D059

El buen querer de Nueva York a Rosalía

La artista catalana se consagra en la capital mundial de la cultura con un concierto apoteósico en el Webster Hall

«¡Nueva York! Mi nombre es Rosalía». Lo dijo el fenómeno pop español nada más rematar «Pienso en tu mirá», la primera canción de su concierto este lunes en Nueva York, en la que el suelo de madera de Webster Hall se combaba con los botes del respetable. Lo dijo con chulería en la cara, porque ella sabe que Nueva York sabe su nombre. Se lo ha aprendido en el año en el que su carrera ha despegado como un cohete, con destino desconocido, pero rumbo a las estrellas. Una transformación de renovadora del flamenco a «popstar» de la que la Gran Manzana ha sido testigoHace poco más de un año, Rosalía se presentaba con la sola compañía de Raül Refree en Joe’s Pub, un coqueto café-teatro del Village, dentro de la programación del Flamenco Festival. Fue una actuación deliciosa, dedicada a «Los Ángeles», el disco en el que reinterpreta clásicos del flamenco. Su voz lo ocupó todo y emocionó a los apenas 200 asistentes que llenaban la sala, la gran mayoría de la comunidad española en la ciudad.

Hace poco más de un año, Rosalía se presentaba con la sola compañía de Raül Refree en Joe’s Pub, un coqueto café-teatro del Village, dentro de la programación del Flamenco Festival. Fue una actuación deliciosa, dedicada a «Los Ángeles», el disco en el que reinterpreta clásicos del flamenco. Su voz lo ocupó todo y emocionó a los apenas 200 asistentes que llenaban la sala, la gran mayoría de la comunidad española en la ciudad.

Este lunes, la cola casi rodeaba la manzana donde está Webster Hall, un local emblemático de la noche neoyorquina que acaba de ser renovado: la semana pasada actuó Jay-Z. Hoy es el turno de Patti Smith. Entre medio, con doblete, Rosalía. En principio, estaba previsto que actuara solo la noche de ayer. La demanda -es un recinto mediano, con capacidad para 1.500 personas- propició una segunda fecha, la del lunes. Las entradas salieron a la venta hace semanas. Se agotaron en minutos. Su precio se multiplicó en reventa.

La sensación de vivir algo histórico se notaba en la cola del concierto, la energía de poder responder con un «sí» a la pregunta «¿estuviste en el primer gran concierto de Rosalía en Nueva York?», de asistir al alumbramiento del «next big thing» en EE.UU. «La conozco por unos amigos de Barcelona», aseguraba Jules, un chico francés que había conseguido las entradas por su precio original, 40 dólares, ante el enfado de Lili, a su lado, que tuvo que pagar casi 200.

La diversidad de la legión de fans de Rosalía en Nueva York es espectacular: los expatriados españoles son minoría, ante grupos de hispanos con pinta de raperos, gringos todavía con acné, afroamericanos y señoras que van a los conciertos de «world music». Casi ninguno podría pronunciar el Sant Esteve de Sesrovires donde nació Rosalía, pero todos la consideran suya. Y, sorprendentemente, las letras de «El mal querer» se coreaban con claridad y, como un milagro, había más compás en las palmas por bulerías y siguiriyas que en muchos recitales de flamenco. ¿Sería que se confundían con las enlatadas de la máquina de El Guincho? El productor era el único instrumentista sobre el escenario, con teclado, tambor y artilugios para efectos de sonido.

El resultado, sin embargo, es todo lo contrario que simplista. Rosalía aparecía soportada por un coro de voces y un cuerpo de baile magníficos. Recorrió «El mal querer» sin apenas pausas, intercalando sus nuevas canciones –más reguetón, menos flamenco– y apenas una parada en «Los Ángeles», con «Catalina» y «Testamento gitano». Era estremecedor ver a chicos de Harlem, a una muchacha del Bronx con las mismas uñas felinas de Rosalía, enloquecer con tanguillos de Cádiz, con aires alosneros de un fandango o con la versión electrizante del tango «Volver», a capela, el único bis de un concierto de poco más de una hora. Todo con un baño posmoderno, eléctrico, que tuvo un gran reflejo en «De aquí no sales», que sonó como una suerte de siguiriyas de principios del siglo que viene.

fuente: https://www.abc.es/cultura/musica/abci-buen-querer-nueva-york-rosalia-201905010051_noticia.html?ns_campaign=rrss&ns_mchannel=abc-cultura&ns_source=tw&ns_linkname=cm-cultura&ns_fee=0

Posted in Uncategorized

Rocío

3FCAB32A-6214-4CDB-BDBB-9B5450F05419

‘Sentrañas’ del flamenco
La cantaora onubense Rocío Márquez ofrece un recital memorable en el Teatro Maestranza de Sevilla

En 1945, cuando terminó la Segunda Guerra Mundial y España era hambre, Gracia de Triana (1919-89) cantó ‘Sentrañas mías’. Manuel Mancheño ‘El Turronero (1947-2006) reclamó la Andalucía que le dolía en el alma años después de morir Franco. Su desgarrador grito sigue vigente. Preconizó que los andaluces seríamos pobres una vez y otra. Lo intuyó desde los feriales vendiendo esos turrones de los que pasamos de largo con su padre.

El inolvidable y certero Turronero resucita con Rocío Márquez (Huelva, 1985). La choquera irrumpe con ese poderío de damas que superan a cualquiera por su talento y genio sin perder raíces y pisar fuerte el mundo flamenco, el que concentra a ‘popes’ que dicen dan licencias del duende.

El flamenco, ese patrimonio inmaterial mundial que germinó al sur europeo lindero con el Magreb africano, comparte con el Jazz que palpitan, que acepta maridajes sin obviar dogmas y terrenos sagrados. Joe Beck y Sabicas (maestro de Paco de Lucía) compartieron territorio musical en 1970 con ‘Rock Encounter’. Lo que desconcertó a los sabios oficiales fue que ni Beck era negro, ni Sabicas andaluz. Así son las grandezas del arte.

Se rinde el Maestranza 

La noche del jueves 28 de marzo era un día señalaíto en la Sevilla que aplaude con brío la excelencia y se calla, respetuosa, ante el desvarío e incapacidad. El Teatro Maestranza es la catedral donde se consagran artes en la metrópolis flamenca. Aquella velada la colmató Rocío Márquez levantando al personal del asiento porque el clásico del flamenco era omnipresente con la creatividad y vanguardia.

Márquez es la estrella de un equipo conjugado. Los escuderos de ésta diva son tan geniales como la creadora del espectáculo ‘Alternativas’ con el que deleitó a la concurrencia. Las proverbiales guitarras de Manuel Herrera y Canito, el piano sensual de Daniel Marente, el entregado saxo de Juan M. Jiménez, la percusión -galáctica y emotiva- de Antonio Moreno y Agustín Diassera, ‘Los Mellis’ a las palmas y el excelso contoneo de la impactante bailaora Leonor Baile fueron los cómplices del éxito de Márquez ante entendidos y profanos del flamenco. El equipo de Márquez además suma aportes al ‘melting pot’, al totum revolutum que factura la mejor emoción.

Visto en el jueves

Márquez presenta estos días su última creación. El título, Visto en el Jueves, recoge mucha más Andalucía que la del Turronero. El rastro sevillano es una gran botica donde hay de todo, incluidos vinilos donde Márquez asegura que ha bebido y lo demuestra ipso-facto. Formada en la Fundación Cristina Heeren (presta su nombre una mecenas norteamericana afincada en Sevilla) este disco es absolutamente recomendable.

Los temas abarcan el universo de la sugerencia más aceptable. Oimos el registro tímbrico de Márquez en Luz de Luna y Trago Amargo con notas inmejorables. Entorna la puerta y Último organito rememoran palos de la música, del cante mayúsculo, que el flamenco disecciona. Otras piezas, junto a las emotivas palabras de Miguel Hernández elevadas por Márquez en ‘Andaluces de Jaén’ que popularizó Paco Ibáñez y sentimentales de ‘Se nos rompió el amor’ redondean una obra donde se oye la mano y voz de Kiko Veneno en el tema de Hernández.

Guitarristas sevillanos

Sin salir de la provincia donde grabó Márquez su última obra, añadir Universal acierta publicando en muy poco tiempo otros aportes esenciales a la guitarra, a la Sevilla donde vieron la luz tres guitarristas que no pasan desapercibidos: Rafael Riqueni, Dani de Morón José María Gallardo.

Riqueni, artista que exporta con sus dedos a la guitarra la escuela innovadora de Lucía-Serranito-Sanlúcar que le fortificaron, es un Nóbel silente que merece el premio. Pero se resiste por los obstáculos que la vida le fue deparando. Parque de María Luisa es un viaje novelado por la música que hizo crecer al más laureado guitarrista flamenco del momento.

Dani de Morón se rodea del talento, duende y arte del Pele, Miguel Poveda, Duquende, Estrella Morente, Jesús Méndez, Rocío Márquez, Pitingo Arcángel, Antonio Reyes, Marina Heredia y Esperanza Fernández. Como no puede ser de otra manera, el resultado no puede ser mejor.

Gallardo del Rey, de su parte, celebra sus 50 años cerca de la guitarra con abordaje clásico pero que acepta las innovaciones que la llevaron al concierto solista. El doble CD es un recorrido extenso y nutritivo sobre cómo, por qué y hasta cuándo la incógnita de la guitarra sobrevive. Gallardo da respuestas acertadas a unas ejecuciones magníficas, rayando la perfección con el subjetivo toque personal de un artista que ha paseado por los mejores escenarios de los cinco continentes donde actuó sólo o con notables músicos.

Fuente: https://diario16.com/sentranas-del-flamenco/

Entre la tradición y la experimentación, el personal flamenco de Rocío Márquez llega a Música al castell
  • La cantaora, una de las voces más brillantes de una nueva generación de artistas flamencos, protagonizará este jueves el primer concierto del festival en su escenario principal, la explanada del Castillo de Dénia

Tras los dos primeros conciertos del Festival Off, que han estado protagonizados por dos figuras del cante tradicional valenciano como Xavier de Bétera y Pep Gimeno Botifarra, que estuvo acompañado del marroquí Ahmed Touzani, Música al Castell regresa este jueves a su escenario principal, la explanada del Castillo de Dénia. Y la encargada de levantar el telón será Rocío Márquez, una de las voces más relevantes y heterodoxas de una nueva generación de cantaores flamencos, que presentará su quinto trabajo discográfico, ‘Visto en El Jueves’.

De Rocío Márquez la crítica ha destacado su personalidad inquieta que le ha llevado a descubrir, desde el respeto a la tradición, nuevos límites en el flamenco con su continua experimentación de melodías, instrumentación, estilos, arreglos y letras. Gracias a ello se ha labrado una identidad propia que le ha valido el reconocimiento de público, crítica y compañeros, como queda patente en la relación de artistas, de géneros musicales variados, con los que ha compartido escenario o grabaciones: Jorge Drexler, Arcángel, Carmen Linares, Christina Rosenvinge, Kiko Veneno, Albert Plá o Dani de Morón, por poner solo unos ejemplos.

En la obra que presentará en Dénia, ‘Visto en El Jueves’, la cantante da una nueva vuelta de tuerca a su carrera al proponer un ejercicio de memoria viva: escuchar memorias vivas y plurales usando, cortando y pegando y, en definitiva, remezclando canciones y cantes, palos y música popular con un nexo difuso, pero al mismo tiempo crucial en lo personal: haber sido encontradas en el histórico mercadillo de antigüedades de El Jueves de la calle Feria de Sevilla.

Así, en este trabajo se plantea una reflexión crítica sobre el concepto de autoría mediante un repertorio en el que la brecha entre lo flamenco y lo no flamenco, el cante y la canción, queda desdibujada. Encontramos de este modo canciones versionadas de grandes artistas, así como palos flamencos recreados. Bambino, Rocío Jurado, Paco Ibáñez, Concha Piquer, El Cabrero, Turronero, Pepe Marchena, José Menese y Manuel Vallejo se cruzan y entremezclan con serranas, abandolaos, fandangos, malagueñas, rondeñas, peteneras, bulerías, marianas, romances y rumbas.

Con este concierto, Rocío Márquez se une a una larga lista de cantaores y bailaores flamencos que se han podido disfrutar en las noches de Música al Castell en la que están nombres tan relevantes como  Carmen Linares, Miguel Poveda, José Porcel, Las Migas, Juan Cortés Duquende, las Corraleras de Lebrija o Rafael Jiménez “El Falo” entre otros. Fuente:

Posted in Uncategorized

Bolita

XXIII FESTIVAL DE JEREZ |CRÍTICA ‘CAÓTICO REDUX’

Las virguerías del Bolita

5A77ED8B-9C31-43E8-91CF-B1BF3ADC3957

Esta propuesta ha sido elegida como la más destacada en cuanto a “diálogo con otras músicas” de la edición pasada de la Bienal de Sevilla. Llega al Festival de Jerez en un formato algo más reducido aunque manteniendo el discurso original.

El universo que nos presenta este José Quevedo ‘Bolita’ está conformado por infinidad de inquietudes de una mente privilegiada para la música que expone en cada armonía multidud de matices y sensaciones. Vive actualmente en otro mundo al que pocos pueden acceder. Desde esos rincones de la creatividad nacen melodías de un peso especial, cuyas aportaciones a la historia de la guitarra quedarán siempre por su singular carácter. José, que es requerido por las grandes estrellas del arte flamenco, tanto en el acompañamiento como en las labores de producción, apoya esta idea en la confianza de unos músicos de nivel incuestionable que, además, respiran el mismo aire que el protagonista, esto es, la frescura de la espontaneidad y la cercanía con un público que no deja de disfrutar desde que comienza el espectáculo.

En solitario da la bienvenida a una tarde en la que el público no acaba de llenar la sala, sorprendentemente. Entre los que acuden a la llamada de la calidad de sus cuerdas están los familiares, a quienes dedica la actuación emocionándose especialmente a la hora de hablar de sus padres. “¡Ya estamos en Casa Quevedo!”, suelta Carlos Grilo para invitarnos a las bulerías ‘Extracto’, sumándose a la fiesta los cantes plazueleros del Londro. Este cantaor se vuelve inmenso en la seguiriya ‘Matalauva’, en la que brilla especialmente la suavidad del contrabajo de Caminero.

Da gusto escuchar a este grupo que disfruta creando e interpretando, y así nos lo transmite extendiendo esa fiesta. En sus composiciones nos acercamos al jazz o al blues, o al corralón de una casa de vecinos de gitanos de Jerez. Cabe todo, porque no basa su mensaje en lo seguro sino en lo posible, de ahí que fluyan esas virguerías incomparables. Por momentos le falta mástil, recorre todo el diapasón con un equilibrio total y haciéndonos surcar trayectos espeluznantes.

‘K´legría’, otro de los sabrosos títulos del compositor cuya esencia es derramada a ritmo de cantiñas dejando espacio a los instrumentos de vientos de Enrique Oliver, Voro García y Paco Soler, a la saxo, trompeta y trombón, respectivamente. “Caminanos desde Nueva Orleans hasta Cádiz”, nos dice ‘Bolita’. Entre ellos se comunican como si estuvieran en un local de ensayo, quizá aquí esté el éxito de una propuesta inmejorable en musicalidad y que, además, envuelve al respetable en un manto mágico y de buenas vibraciones.

Prosigue la actuación con los tientos y tangos ‘Pasó’, empleando a fondo a su percuionista Paquito González. Muy aplaudido. Antes de despedir suenan títulos como ‘Dos Maderas (bulerías), ‘La Baratita’ (rumba) y, cómo no, ‘The Maids of Cádiz’, dedicada al famoso trompetista Miles Davis que supone el germen de este proyecto encumbrado de gloria.

fuente: https://www.diariodejerez.es/festivaldejerez/Bolita-Caotico-Redux-Sala-Paul_0_1333066685.html?ent=ddj&red=tw

 

Posted in Uncategorized

Salvador Távora

4B66D278-B03D-4227-A916-DC8EC3AAB438

Muere Salvador Távora, inventor del teatro moderno andaluz

El director referente de la escena más comprometida de la Transición, dignificó la cultura popular y el

Salvador Távora ha fallecido esta noche en Sevilla, la ciudad en la que nació en abril de 1930 y en la que ha pasado toda su vida en continua lucha por dignificar la cultura andaluza, han informado fuentes de su familia. Padre de una caligrafía teatral que ha ido escribiendo sobre los escenarios de 35 países desde que, en 1972, estrenó Quejío en Madrid sorteando la censura. Távora es sinónimo de honradez, valentía y compromiso social dentro y fuera del escenario.

Su última puesta en escena ha sido, precisamente, la reposición de Quejío en 2017, cuando se cumplían 45 años de su estreno. Un crudo lamento de los jornaleros andaluces que pudo verse también en la última Bienal de Flamenco de Sevilla. Aunque ya estaba afectado por una insuficiencia cardiaca, para volver a montar Quejío –en cuyo estreno intervino además como actor (cantaor)— Távora controló cada movimiento sentado en su “sillón de dirigir”, atalaya verde y con asiento de enea desde la que siempre vigilaba sus montajes. Entonces, días antes de recoger el premio Max de Honor que le concedió la SGAE, reflexionaba sobre su trabajo en este periódico: “Mi teatro es fruto de mi experiencia vital que no tiene nada de literaria ni burguesa: del flamenco, de mi trabajo de obrero, del toreo, de la vida del barrio, de las asambleas de izquierda durante la dictadura… ese era mi mundo y cuando empecé lo hice a partir de esas raíces y por eso nunca he coincidido con eso que llaman teatro de creación”.

Su teatro, que han visto más de tres millones de personas, ha contribuido a forjar una imagen distinta de Andalucía a través del flamenco, alejada de los tópicos festeros que han lastrado a la región. Sin embargo, en lugar de disfrutar de los réditos de sus triunfos, cosechados en 180 festivales repartidos por el mundo, Távora ha pasado sus últimos años acuciado por las deudas.

 

Posted in Uncategorized