Riqueni y Manuel

RAFAEL RIQUENI: PARA MANUEL MOLINA

Posted by bilbaoenvivo on mayo 29, 2015 · Dejar un comentario 

Rafael Riqueni del Canto, Premio Andalucía de Cultura, Premio Nacional de la Crítica, Giraldillo a la Maestría de la XVIII Bienal (foto: Sala BBK).

Miércoles 27 de mayo 2015, Bilbao, X Ciclo Flamenco BBK, Sala BBK, 20 h, 16 €.

La cuarta de las cinco citas del X Ciclo BBK de Flamenco iba a estar coprotagonizada por Rafael Riqueni y Manuel Molina (1948-2015), pero el ex Lole Y Manuel falleció debido a un cáncer avanzado la semana anterior, de lo cual se enteraron algunos espectadores cuando ya estaban sentados en la Sala BBK. A la postre, el miércoles ofició en solitario el guitarrista Rafael Riqueni, quien dedicó a su amigo el solemne y sentido concierto de 62 minutos y 9 piezas. Esto sin contar el breve introito peliculero donde Manuel contaba en entrevista que «el escenario, el teatro, para mí es un templo», y que si la cita estaba programada a las 10, llega a las 4 y aspira el camerino, «ese olor a porrazo»… Ejem…

El guitarrista Rafael Riqueni (Sevilla, 1962), Premio Andalucía de Cultura, Premio Nacional de la Crítica, Giraldillo a la Maestría de la XVIII Bienal de Flamenco, escolta de Morente, de Linares, de La Pantoja y de mil más, ofreció lo mejor de sí en la primera mitad de su intervención, abriendo lírico como Albéniz en la taranta mojada por De Lucía también, ejecutando con la altura de la música de cámara como haría Thibault Cauvin por soleás, alcanzando el cénit con arpegios de patio andaluz en ‘Cogiendo rosas’ (aquí va una parte), siendo dramático en la rondeña ‘Benamargosa’ (dedicada al presentador del acto, el intermediario flamenco Antonio Benamargo; «ole, maestro», se oyó al acabarla), y experimentando con los sonidos de los pájaros en la aún inédita ‘Trinos’, que entrará en el próximo disco que está grabando Riqueni y que rozó el muzak.

Segunda parte, con su sobrino José Acedo, un hípster (imagen de móvil: Titi).

Ya Rafael Riqueni se había declarado ‘contentísimo’ por volver a Bilbao tras tantos años, cuando vino con el difunto Morente, y ‘muy triste por la pérdida de Manuel’. Y la segunda parte, a dúo con su sobrino José Acedo, un hípster barbado, pareció menos profunda y algo más lenta, siendo lírico en un tema de amor por alegrías y bulerías, frisando el flamenco jazz vía Vicente Amigo en los fandangos de Huelva dedicados a El Niño Miguel (aquí pensé en lo lento que iban ambos), versionando con tino inicial y alargamiento final la bulería ‘Romero verde’ de Lole y Manuel, y dando un bis étnico algo Al Di Meola en la única pieza que no presentó.

Al tocaor trianero se le vio a gusto y sonrió humilde y complacido, que no ufano, durante las ovaciones que premiaron cada una de sus piezas.

OSCAR CUBILLO

Saludos de José Acedo y un sobrepasado por la agradecida respuesta Rafael Riqueni (imagen de móvil: Titi).

Source: bilbaoenvivo.wordpress.com

See on Scoop.itFLAMENCO

Advertisements
Posted in Uncategorized

Flamenco electrónico

El claustro de los muertos del monasterio de san Isidoro del Campo está tan profundamente unido a Lirio entre espinas, el espectáculo que Guillermo Weickert estrenó en el último Festival Internacional de Danza de Itálica (2013), que el coreógrafo onubense ha necesitado dos años para crear una versión de sala. Despojado de la magia del monumento cisterciense, el montaje inspirado en la sensualidad del libro Cantar de los cantares ha ganado “en madurez y en profundidad”, asegura Weickert.

La traducción a la danza contemporánea que el bailarín y coreógrafo onubense hace de los versos del llamado libro de Salomón puede verse en el Teatro Alhambra de Granada los días 15 y 16 y, el próximo 22 de mayo, cerrará la programación de esta temporada del Teatro Central de Sevilla.

“Creamos el espectáculo para un espacio concreto, pero nuestra idea siempre fue presentarlo en teatros. Benito Jiménez ha hecho con las luces lo que no se puede hacer con la escenografía. Ha creado una atmósfera muy espacial y sugerente. Además, sin la presencia del claustro, el vestuario de Patricia Buffuna gana relevancia”, explica este jueves Guillermo Weickert, quien firma la coreografía y la dirección de Lirio entre espinas, una propuesta que solo ha podido verse en el Festival de Itálica y que recibió varios galardones, entre ellos el Premio Escenarios de Sevilla 2013 al Mejor Espectáculo de Danza.

Las bailarinas Iris Heitzinger y Natalia Jiménez y el actor Sandro Pivotti comparten escenario con los cantaores El Niño de Elche y Charo Martín, quienes interpretan los sensuales versos de amor delCantar de los cantares a ritmo de la música del portugués Vitor Joaquim. “La música es una síntesis muy especial, porque parte de la guitarra flamenca que toca El Niño de Elche y que Vitor trata, casi deconstruye, electrónicamente”, comenta Weickert, quien ha colaborado con el músico portugués en varios de sus montajes desde que, en 2003, trabajaron juntos por primera vez.

“Vitor Joaquim es una referencia en la música electrónica internacional. Hemos generado muchos proyectos juntos y me ha hecho crecer artísticamente”, precisa el director de la Compañía Guillermo Weickert, con la que ha estrenado una docena de espectáculos.

“No me obsesiona el número de producciones, sino que prefiero hacer colaboraciones interesantes con otros artistas. A veces, las circunstancias te obligan a crear a unos ritmos que tienen más relación con la productividad industrial que con la producción artística. Es importante darse tiempo y no caer en los ritmos que te marcan las subvenciones o los festivales que no tienen nada que ver con la creación”, concluye Weickert, satisfecho con el “periodo de maduración” que ha tenido su visión de Cantar de los cantares.

Source: ccaa.elpais.com

See on Scoop.itFLAMENCO

Posted in Uncategorized